Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Horizontes de grandeza

Compartir tema
Pág. 1, 2  Siguiente Responder

  8,57 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

Horizontes de grandeza 

mensajeSab 05 Ago, 2006 10:20 pm.

lutecia

3
Sexo:Sexo:Mujer

imagen

Horizontes de grandeza

The big country, 1958


DIRECTOR: William Wyler
PRODUCTOR: William Wyler, Gregory Peck
INTERPRETES: Gregory Peck, Jean Simmons, Carroll Baker, Charlton Heston, Burl Ives, Charles Bickford, Chuck Connors, Alfonso Bedoya
GUION: James R. Webb, Sy Bartlett, Robert Wilder
MUSICA: Jerome Moross
FOTOGRAFIA: Franz Planer
MONTAJE: Robert Belcher, John Faure
También merecen mencionarse los títulos, de Saul Bass
Y la duración: 165 minutos


SINOPSIS :
James McKay, capitán naviero y miembro de una importante familia de armadores, llega a Texas para casarse con la hija de un poderoso ranchero, Patricia Terrill, a quien ha conocido en Baltimore. Pero pronto ve que su mentalidad es demasiado diferente de la que tienen los lugareños, incluída su novia. El padre de Pat, Henry Terrill, está disputando su guerra particular con la familia Hannassey a causa de los derechos del agua para abrevar el ganado, y McKay no comparte ni sus ambiciones ni sus métodos.

...........................

Sólo estuvo nominada para 2 Oscars: al mejor actor de reparto, que obtuvo Burl Ives, y a la mejor banda sonora, de Jerome Moross, que se quedaría sin ella (fue para Dimitri Tiomkin por El viejo y el mar de John Sturges).

.............................


La película es soberbia, absolutamente imprescindible. Pocas como esta han llenado la retina del espectador de tantas imágenes inolvidables: las payasadas de bienvenida de los Hannassey a McKay, la primera mañana de este en el rancho y sus intentos estériles de hablar con la gente, la monta del caballo “Trueno”, y sobre todo la cabalgada penetrando en el Cañón Blanco a ritmo de una de las bandas sonoras más logradas de la historia del cine, secuencia absolutamente perfecta que demuestra mejor que ninguna otra que yo recuerde lo que significa el Cinemascope. (Y si no podeis verla en formato original es mejor que no la veais porque os perderíais la mitad de la acción, en esta película se saca partido a la profundidad de campo como en ninguna otra)

Comento estas escenas por su belleza formal, pero quienes la habeis visto recordareis alguna otra más impactante por su contenido y estareis de acuerdo en que el Oscar de Ives es indiscutible.

Sin duda no es una cinta de mucha acción, por momentos es lenta, y tampoco es un western típico, más bien es un drama, incluso arremete contra las costumbres y mentalidad típicas del Oeste... Pero es la película que más veces he visto, tiene algo especial para mi.

 

 

mensajeSab 05 Ago, 2006 11:49 pm.

lutecia

3
Sexo:Sexo:Mujer

A mi Wyler como director me parece un tipo discreto, minucioso y eficaz.
Se ha dicho de él que no era un “artista” sino un “artesano” cosa que veo bastante injusta y por otra parte parece implicar que la artesanía sea una cosa de poco valor. ¿Qué es un artista? Por lo visto, será un director que rueda con un “estilo propio” definible, (o sea, hablando en plata, que se repite, jejej...) y fíjate en el movimiento de la cámara etc. Pero Wyler no, porque se “limita” a confeccionar productos que “simplemente” funcionan... ¿El arte es forzosamente una cosa retorcida? ¿“Artesano” y “artista” no tienen la misma raíz? En fin, se me ocurren tantos argumentos para rebatir este lugar común de la crítica que la única explicación de que sigan repitiéndolo es que a los críticos no se les ocurre nada nuevo y se plagian unos a otros.

.......................


Me resulta incómodo eso de los spoilers (para escribirlo y para leerlo). No veo como comentar una película aportando un análisis con substancia sin destriparla un poco. Sin ese poco de destripamiento necesario todo se reduce a me gustó no me gustó muy bien rodada los actores están geniales... palabras vacías.

Pero creo haber encontrado la manera, lo he ensayado en temas anteriores, y consiste en comentar los personajes, no la acción.

De todas formas, cuidado: aunque intentaré no decir nada comprometedor, el post que viene a continuación puede contener datos que alguien pueda considerar spoiler. Son aspectos secundarios de la trama, pero están ahí y lo siento, no supe eludirlos

Además me ha quedado graaaande como la propia película.

Por todo ello, a quien no la haya visto y piense que saber algún dato con antelación le chafa el placer de verla, le recomiendo que no lo lea.

 

 

mensajeSab 05 Ago, 2006 11:55 pm.

lutecia

3
Sexo:Sexo:Mujer

imagen

El protagonista no es lo que cabe esperar del género. Esta vez el “forastero” (Gregory Peck) es un civilizado hombre del Este, poco inclinado a la pelea, pero no por cobardía o porque sea un figurín como creen los texanos, sino porque es un hombre de convicciones muy profundas basadas tanto en su reflexión personal como en su experiencia de la vida (la muerte de su padre, sus propios viajes de puerto en puerto...) No le interesa demostrar que es el más fuerte o el más rápido, ni siquiera tiene revólver, es tachado de cobarde por todos, incluso por su novia. Lo que ocurre es que la opinión de los demás no le parece un buen motivo para luchar, “no soy responsable de lo que otros piensen de mi”, dice, y la perplejidad que siembra en quien lo oye es evidente. No luchará para salvar las apariencias, pero eso no implica que no lo haga para salvar vidas. No sólo está desubicado en el espacio, creo que también en el tiempo: Jim McKay es un hombre del siglo XXI, culto, considerado, razonable, metrosexual, partidario del diálogo...

Quienes lo rodean no llegan a entender esto. Pat (Carrol Baker) espera que luche con Steve Leech (Charlton Heston), el capataz del rancho, pues se insinúa que ha habido algún amor-desamor entre ellos y así es como se resuelven las cosas en el Oeste. “No quisiste luchar por mi, ¿por qué no por mi?” Ella no puede entender sus motivos, quien mejor se los explicará será su amiga Julie (Jean Simmons) en el momento crítico de ruptura: “¿Cuántas veces tiene que conquistarte un hombre?”. Pat es perfectamente coherente con el mundo en que se ha criado, he leído muchas veces “una niña malcriada y caprichosa” y cosas por el estilo. No lo creo, ella es exactamente lo que se espera que sea la hija del mayor Terrill. En su viaje al Este sufrió algo parecido a un espejismo, allí todo era perfecto, McKay era sin duda el personaje más relevante del lugar y fue a por él como era de prever. Además le gusta, es obvio que le gusta mucho, pero para él el amor es otra cosa, y ella no entiende qué. Su galán aquí, en el Oeste, le parece que no da la talla. “¿Por qué dejó que pensase que es un cobarde?” se atormenta. “Si lo amabas, ¿cómo pudiste pensarlo?”, responde Julie. Estas respuestas de Julie, que no lo son, son preguntas en realidad, dejan entrever que el concepto del amor que tienen una y otra es muy diferente.

Julie Maragon vive sin vivir. Está terriblemente sola, en medio de una casi guerra entre vecinos, evitando pronunciarse. Ella sola no puede llevar el rancho, garantizar la paz y el acceso al agua. Así que se ha ido a vivir al pueblo, ejerce de maestra, y la vieja casa del rancho abandonado se cae a cachos como el resto de su vida, aunque trate de darle una mano de pintura de vez en cuando para disimular. Y disimula tan bien que no percibimos su tragedia interior hasta la secuencia en casa de los Hannasey, cuando cierra la puerta casi más horrorizada por lo que acaba de ver que por lo que acaba de pasarle, y se deja caer, y se tapa la boca para no gritar porque está acostumbrada a que nadie oiga sus gritos, y con el otro brazo se abraza y se consuela a si misma como quien está habituada a hacerlo, porque ella no tiene a nadie en el mundo desde hace mucho tiempo, y lo sabe, y esta escena lo expresa maravillosamente.

El motor de la disputa son esos “dos viejos testarudos y rencorosos”.

El Mayor Terrill (Charles Bickford), tiene el aspecto, el porte y las maneras de un auténtico caballero, aunque se exalte con su particular discurso sobre la guerra preventiva ... “Aquí en el Oeste aún se exige que un hombre se defienda... si permite que los demás piensen lo contrario tendrá problemas... me disgusta la violencia tanto como a ti pero lo que hicimos era necesario...” Es un hipócrita redomado, lo sospechamos, y tendremos la certeza cuando saque el revólver y apunte a McKay pero consintiendo que Leech le detenga, sólo le falta decir como los fanfarrones de bar “agárrame que lo desgracio”... A continuación, cuando sus hombres le dan el plante en el Cañón Blanco, comprendemos que siguen a Leech, no a él, que toda su grandeza es de postín, y él sale del paso marcándose el farol más espectacular que he visto en mi vida, en la memorable escena que comento más adelante, a propósito de Leech, pues para mi es su apoteosis.

Por su parte Rufus Hannassey (Burl Ives) es el personaje más desgarrado de todos. No puede causarnos la buena impresión que causa Terrill, parece desaseado, vive pobremente, los demás se refieren a los Hannassey como “clan” en vez de familia (podeis comprobarlo, no sólo Terrill lo hace: los autores de las sinopsis y críticas que he leído de la película también, creo que mi sinopsis es la única de la Red donde se les llama “familia Hannassey”) Claro que es comprensible, con semejantes hijos... O mejor dicho, semejante hijo, pues sólo conocemos realmente a Buck. Sin embargo a medida que vamos conociendo a Rufus Hannassey nos damos cuenta de que él tiene un verdadero código caballeresco, y ha sido un hombre sincero y coherente todo el tiempo.

Nótese que en todos los personajes se produce algún cambio a medida que la trama avanza, pero los dos viejos enemistados permanecen inalterables, uno en su sinceridad, el otro en su hipocresía. Este inmovilismo de ambos ilustra perfectamente el porqué de su disputa.

No voy a detenerme en Buck Hannassey (Chuck Connors), perfectamente caracterizado como un bala perdida, cobarde, tramposo, mentiroso, prepotente, gallito de feria, pero en fin, un personaje sin mucha substancia.

Mucho más substancioso es el personaje de Leech, que he dejado para el final por dos razones, una la secuencia del Cañón Blanco con la que quisiera cerrar esta exposición, y otra porque cuando acaba la película es él quien se me queda en la cabeza, es lo que él hará después lo que me pregunto.

Steve Leech (Charlton Heston) aparece en pantalla y sabemos que tenemos delante, ahora si, al típico vaquero: un tipo duro que argumenta con los puños. En realidad la procesión va por dentro. Él tiene presente que no era nadie cuando llegó al rancho, un niño andrajoso que lo ha aprendido todo del Mayor Terrill, a quien adora... pero ese niño ha crecido y resulta que, incluso sin querer, ha desarrollado su propio criterio. No lo expresa por lealtad a su amo, perro fiel, pero lo tiene, existe en algún lugar recóndito y de vez en cuando aflora, como cuando sus hombres la emprenden a tiros con el depósito de agua de los Hannassey: “Mayor, ¿usted quiere esto?” Al final revienta: con la cara marcada (y nadie se atreve a preguntarle qué le ha pasado) espanta el ganado del agua sintiendo una repulsión evidente por lo que está haciendo. Un buen vaquero, y él lo es, comprende perfectamente la barbarie de ese acto. Y ya en el Cañón Blanco, detiene a Terrill, que parece dispuesto a dispararle a McKay, y vemos la estúpida simpleza del vaquero y la refinada hipocresía del Mayor. Aún trata de detenerle de nuevo, negándose al ataque final “no espantaré más ganado por usted, ni...” El detonante de su conciencia vemos que ha sido lo de apartar el ganado del agua (aparte de la pelea nocturna, pues sospechamos que “¿Qué hemos demostrado con esto?” resuena en sus oídos haciendo que se tambalee todo su mundo). La tensión parece en su máximo en este momento, pero que va, ahora viene la secuencia más espectacular: Terrill avanza solo por el Cañón Blanco, pues sus hombres siguen el criterio de Leech (maravilloso palo se ha llevado el gran jefe!!) Un travelling nos muestra a Terrill en primer plano cabalgando solo, de frente, con la entrada del cañón al fondo, por donde asoma un jinete: Leech, que va a morir con el, exclusivamente por fidelidad y en contra de su propio criterio. Cuando le alcanza, mientras cabalgan ambos en primer plano, el resto de los hombres se acerca también desde el fondo repitiendo el recorrido de Leech al tiempo que la banda sonora repite el tema principal... ( y todo esto ha sido hecho en un solo plano, y luego dicen que Wyler no es más que un “artesano”...)

Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
Para mi esta secuencia es la apoteosis de Leech, el personaje crece y crece a medida que avanza la película, esa mirada que le dirige a Terril durante la memorable cabalgada (y que Terrill no se digna corresponder) tiene más de desprecio que de admiración, y esa mirada del final a McKay, no hacen falta palabras, pero me deja una duda terrible: ¿qué va a hacer Leech, tras llevar el cadáver de Terrill a su hija? ¿Seguirá de capataz para ella ahora, se convertirán en dos viejos amargados y amargándose juntos y frustrados? Quiero pensar que su fidelidad murió con el amo, que hará la maleta.

 

 

mensajeVie 06 Oct, 2006 9:43 pm.

Que bien detallado que esta la explicación de Lutecia guiño
Nada que agregar un western como pocos donde la actuación de Burl Ives es descollante y sobre Peck y Heston creo que no sabría con cual actuación quedarme. Creo que es un western muy en la onda de Johnny Guitar. Un 9/10

 

 

mensajeVie 06 Oct, 2006 11:09 pm.

Es uno de mis westerns favoritos, y no me canso de verlo. Respecto a su director, para mi la palabra artesano no tiene connotaciones negativas, en absoluto, todo lo contrario, hoy en día es muy dificil encontrar un verdadero artesano de esta clase. Y si alguien tiene alguna duda, que tire de su filmografía, que puede encontrar verdaderas obras de arte de la talla de JEZABEL, CUMBRES BORRASCOSAS, LA CARTA, EL FORASTERO, LA LOBA, LA SEÑORA MINIVER, LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS, LA HEREDERA, VACACIONES EN ROMA, BEN - HUR ... y todavía me dejo alguna en el tintero !!

_______________________
DANCING KID: ¿Te ayudo a hacer el equipaje? VIENNA: Tiré los baules cuando llegué a este lugar.
 

 

mensajeSab 07 Oct, 2006 4:27 am.

Extraordinaria pelicula, el personaje de Gregory Peck no necesita demostrar a todo el mundo, que es rudo y valiente, y solo utiliza la fuerza cuando la cree necesaria, sin que le importe que piensen que es un cobarde, ahi esta su verdadera valentia. La musica es una gran aporte de esta pelicula.

_______________________
Puede ser que nuestro rol en este planeta no sea adorar a Dios, sino crearlo. (Arthur C. Clarke)
 

 

mensajeSab 07 Oct, 2006 12:14 pm.

Me encanta Gregory Peck como símbolo de la rectitud, del idealismo en el más puro sentido de la palabra, de lo justo, del compromiso y de la integridad humana. McKay y Atticus Finch son dos buenos ejemplos de ello. Personajes cargados de valores en sendas películas que tienen mensaje, pero no de manido corte moralizante.

De Wyler no comento nada porque Lutecia ya lo ha dicho todo. Chapeau a nuestra cinépata.

Y Moross genial. Aquí escuchamos una de las más bellas partituras escritas para el western. Mítica.

_______________________
Tu foro de rol en http://www.rolepatas.foro.st
 

 

mensajeSab 07 Oct, 2006 7:01 pm.

govynd

3
Sexo:Sexo:Mujer

Mi western preferido, cuando la vi por primera vez me quedé enamorada de Gregory Peck.

 

 

mensajeDom 08 Oct, 2006 9:16 pm.

lutecia

3
Sexo:Sexo:Mujer

Gracias por leeros todo el rollo precedente... vergonzoso

Ha salido recientemente en uno de esos DVD de quiosco bastante bien de precio, es un poquillo cutre pero por lo menos permite verla entera y en buen estado y en inglés, lo cual me ha aportado muchas cosas nuevas ¡si practicamente hablan idiomas diferentes, los Hannasey y los Terrill! Que bien caracterizados están todos por su manera de hablar.
Me ha hecho mucha gracia el texto del librito que acompaña al DVD, recoge todos los tópicos que yo mencionaba, que Pat es una niña malcriada, que Wyler carece de estilo, jejej, es un batiburrillo de datos manidos, lo dicho, los críticos se citan unos a otros y listo.

 

 

mensajeMie 25 Mar, 2009 3:49 pm.

Syren

7
Sexo:Sexo:Mujer

Apuntada...

Solo he leido la sinopsis, no pienso leer más que me viciais en el sentido más benigno de la palabra xD.

_______________________
Soy daltónica, el café es negro, y el huevo blanco. Sácame de dentro
 

 

mensajeVie 12 Mar, 2010 10:28 pm.

Increíble.

Con un final casi shakesperiano, la narración fluye desde los planos generales básicos del desierto hasta dejar paso a los planos cerrados que nos muestran a hasta 7 personajes cuyas historias y subtramas paralelas desembocan en un impresionante final donde todo encaja y conforma una de las historias épicas mejor filmadas.

Aunque debo decir que, algunas imágenes, despedían cierto aroma Ford, en especial había varias escenas muy deudoras de The Searchers, y al haberse rodada esta tan sólo 2 años después lo que podría parecer un homenaje parece oportunismo. La fotografía del atardacer fuertemente contrastatada con interiores oscuros, incluso algunos encuadres.

También de Ford tiene, hasta la escena "en el desierto" un rollo The Quiet Man, sobre todo por el personaje de Peck con Heston, donde un hombre debe verse prácticamente humillado ante un pueblo, un futuro suegro y una futura esposa por no querer pelear.

La pelea en el desierto entre Heston y Peck es un clímax orgásmico, al igual que el duelo entre Peck y Connors del que, segurísimo, Kubrick tomó ideas para su Barry Lyndon, incluída quizás la utilización del zoom.

Sin embargo los resultados son increíbles.
Impagable la última vez que aparece el rostro de Charlton Heston. Para los que le crean un actor mediocre que vuelvan a ver su mirada en esa escena.

Grandes Burl Ives y Jean Simmons.

 

 

mensajeSab 10 Jul, 2010 1:09 am.

Odiseo

3
Sexo:Sexo:Hombre

El Ídolo de Barro escribió:
Increíble.

Con un final casi shakesperiano, la narración fluye desde los planos generales básicos del desierto hasta dejar paso a los planos cerrados que nos muestran a hasta 7 personajes cuyas historias y subtramas paralelas desembocan en un impresionante final donde todo encaja y conforma una de las historias épicas mejor filmadas.

Aunque debo decir que, algunas imágenes, despedían cierto aroma Ford, en especial había varias escenas muy deudoras de The Searchers, y al haberse rodada esta tan sólo 2 años después lo que podría parecer un homenaje parece oportunismo. La fotografía del atardacer fuertemente contrastatada con interiores oscuros, incluso algunos encuadres.

También de Ford tiene, hasta la escena "en el desierto" un rollo The Quiet Man, sobre todo por el personaje de Peck con Heston, donde un hombre debe verse prácticamente humillado ante un pueblo, un futuro suegro y una futura esposa por no querer pelear.

La pelea en el desierto entre Heston y Peck es un clímax orgásmico, al igual que el duelo entre Peck y Connors del que, segurísimo, Kubrick tomó ideas para su Barry Lyndon, incluída quizás la utilización del zoom.

Sin embargo los resultados son increíbles.
Impagable la última vez que aparece el rostro de Charlton Heston. Para los que le crean un actor mediocre que vuelvan a ver su mirada en esa escena.

Grandes Burl Ives y Jean Simmons.


¿Oportunismo? Ford invitaba a Wyler a que viera el pase anterior al estreno de cada una de sus películas...

_______________________
Dice que soy el gran poeta de la epopeya del oeste y no sé qué quiere decir.Es una gilipollez (Ford)
 

 

mensajeSab 10 Jul, 2010 1:13 am.

Odiseo escribió:


¿Oportunismo? Ford invitaba a Wyler a que viera el pase anterior al estreno de cada una de sus películas...


¿Y?

_______________________
Los amantes del cine somos gente enferma (François Truffaut)
 

 

mensajeLun 02 Ago, 2010 1:57 am.

lutecia escribió:

Me ha hecho mucha gracia el texto del librito que acompaña al DVD, recoge todos los tópicos que yo mencionaba, que Pat es una niña malcriada, que Wyler carece de estilo, jejej, es un batiburrillo de datos manidos, lo dicho, los críticos se citan unos a otros y listo.



Generalizando un poco, los críticos cinematográficos saben de cine más o menos lo que los periodistas deportivos saben de deporte.

En cuanto a la película sólo decir que suscribo todas las opiniones positivas, y que no he conseguido verla en versión original, cosa que lamento profundamente.

 

 

mensajeMie 06 Oct, 2010 10:16 am.

Bigman

5
Sexo:Sexo:Hombre

Obra Maestra, Charlton Heston y Gregory Peck, en unas actuaciones memorables.
La reseña de Lutecia me ha encantado

_______________________
¡Que dice! Familia...
Pág. 1, 2  SiguienteResponder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

¡Dile hola a mi pequeña amiga!

(Cara Cortada)

Ver otras frases de cine